Por qué Cannes es el lugar con más fiestas del mundo

Esta es nuestra guía para no perderte entre las decenas de celebraciones que tienen lugar estos días en la exclusiva capital de la industria cinematográfica.

Por qué Cannes es el lugar con más fiestas del mundo

Modelos como Doutzen Kroes, Karlie Kloss e Irina Shayk conocen la prolífica vida nocturna de Cannes. Foto: Getty

“Los Oscar con esteroides”. Así definía Jean-Bernard Fernandez Versini, restaurador, ex de Cheryl Cole e incontestable profeta de la vida nocturna en la Costa Azul, la locura que asalta estos días la ciudad de Cannes. Porque el festival cinematográfico más importante y glamuroso del mundo no se celebra solo en el gran teatro Lumière, la sala Debussy o el resto de espacios que acogen las diferentes proyecciones de los filmes elegidos para la ocasión. Más de cincuenta fiestas, organizadas por anfitriones que van desde productoras hasta revistas u organizaciones benéficas, acogen en hoteles, yates, discotecas, playas privadas y villas varias, a las cerca de 60.000 personas que la marea cinematográfica arrastra hasta la Riviera francesa. Entre ellos, miles de millonarios dispuestos a presumir de nómina. Y el éxito de estas veladas, como explica el crítico John B. McGrath en su libro Cannes Confidential, es clave en el desarrollo del festival. “Una compañía cinematográfica suele ser juzgada según lo exitosa o escandalosa que haya sido su fiesta. Es ridículo que un estudio proyecte una película increíble y esta pueda ser menospreciada en los medios porque el evento que la acompaña sea considerado como de calidad media”.

Eso de dejarse ver es tan fundamental para la carrera comercial de las películas como para la proyección de sus estrellas. Como los Jessica Chastain o Will Smith de turno, jurados en esta edición y que por tanto residirán (y disfrutarán) en Cannes durante toda la duración del mismo. En su caso, no solo deben decidir quién se lleva la Palma de Oro, también están obligados a saludar a ese potencial inversor para el proyecto personal que no termina de ver la luz o aquel director de marketing que busca un cambio de aires para sus campañas con un cheque millonario en la mano. Es materialmente imposible acudir a todas las fiestas que se celebran estos días pero si queremos ser los protagonistas de la 70 edición del festival de Cannes esta es la ruta fiestera imprescindible. Jessica, Will, tomad nota.

Las veladas más lujosas sobre la tierra se celebran estos días en la Costa Azul. Foto: Getty

Aunque podemos encontrarnos con eventos conmemorativos varios días antes, el calendario fiestero da comienzo en la noche de la ceremonia de apertura del festival. Firmas como Swarovski y L’Oreal son las primeras en recibir a los invitados más exclusivos. La compañía francesa, histórica patrocinadora del festival, ha inaugurado este año un cine club a orillas de la playa, contando con la asistencia de actrices como Julianne Moore, Elle Fanning y Susan Sarandon. Si después de visionar Thelma & Louise junto a su icónica protagonista el cuerpo te pide un helado, Magnum también es protagonista en Cannes. Estos días presentan la sorprendente colaboración con Moschino en la Croisette y su fiesta, liderada por el propio Jeremy Scott y Cara Delevingne, es una de las más multitudinarias. Si prefieres un perfil más discreto, al mismo tiempo se celebra en el Hotel Majestic una mesa redonda para homenajear la obra de Akira Kurosawa. Cuestión de gustos.

La gala amfAR se celebra cada año en marcos tan impresionantes como el de la imagen. Foto: Getty

Entre las productoras cinematográficas que tiran de guateque para visibilizar sus filmes a competición, y confirmar así las palabras de McGrath, destacan Focus Features (que presenta La seducción, lo nuevo de Sofia Coppola), los hermanos Weinstein (Wind River, protagonizada por Elizabeth Olsen y Jeremy Renner), Amazon (Wonderstruck, con Julianne Moore) y la polémica protagonista del certamen, Netflix (Okja y The Meyerowitz Stories). La Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (la de los Globos de Oro), la web IMDB y personalidades como Arnold Schwarzenegger, Spike Lee y Elton John también cuentan con sus propias cenas. La exclusividad en Cannes llega hasta el punto que ciertas fiestas, como la de la compañía de representación Three Six Zero, solo son accesibles mediante un medio de transporte: el helicóptero. En su lista de invitados, Naomi Campbell y el piloto Lewis Hamilton.

La casa de relojería y joyería suiza Chopard presenta cada año uno de los eventos más imprescindibles de todos los que rodean al festival. Rihanna ha sido la anfitriona de esta edición y por su photocall se han dejado ver tops de la talla de Kendall Jenner, Bella Hadid (omnipresente durante el festival), Adriana Lima y Winnie Harlow. Con motivo del 70 aniversario, la dirección del festival ha organizado una cena especial a la que acudirán un reconocido inventario de artistas que han ganado la Palma de Oro o dejado su huella en el certamen. Una de las actrices más reconocidas durante el año pasado, la francesa Isabelle Huppert (Elle), será homenajeada durante la tercera edición de los premios Women in Motion (Mujeres en movimiento), un programa pionero en la exposición del trabajo y talento femenino en la industria.

Los yates son salas de fiesta improvisadas durante el festival. Roberto Cavalli e Irina Shayk dan buena fe de ello. Foto: Getty

Pero ninguna fiesta es más significativa que la mediática gala amfAR. Esta subasta benéfica que recauda fondos para la lucha contra el sida se ha convertido en una de las citas más exclusivas y lujosas del mundo, quizá solo comparable a la neoyorquina Met Ball. Durante el último cuarto de siglo, las grandes personalidades de la industria del entretenimiento lucen sus mejores galas en el prestigioso Hotel du Cap para poner el broche de oro al certamen. Este año están confirmados nombres como los de los cineastas Pedro Almodóvar y David Lynch e intérpretes como Dustin Hoffman, Nicole Kidman y Jessica Chastain. Si los excesos todavía no han acabado con nuestro hígado, el domingo 28 tiene lugar la ceremonia de clausura del festival, con las consiguientes juergas de celebración de los ganadores. De lo que venga después ya se encarga el Omeprazol.

“Ningún otro festival combina arte, mercado y escándalo con tanta clase y elegancia”, dijo el director Nicolas Winding Refn. Foto: Getty

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en App

    App S Moda

    También en App

    S Moda en Apple Store S Moda en Google Play S Moda en Kiosko y Más
  • Este mes en

    S Moda

    Último número de la revista

    Revista S Moda