Chance, el ‘rapero bien’ que derrotó a Drake y Kanye en los Grammy

Con solo 23 años, el hijo de un asistente de Barack Obama ganó tres premios y se afianzó como líder de la nueva ola del hip-hop que huye del escándalo.

Chance, el ‘rapero bien’ que derrotó a Drake y Kanye en los Grammy

Chance The Rapper fue uno de los grandes triunfadores de los premios. Foto: Getty

Es imposible encontrar alguna imagen en solitario del protagonista de este artículo en la pasada gala de los Grammy. Beyoncé, Jennifer Lopez, Rihanna, James Corden, Jay Z… Todas estas estrellas obstaculizan nuestra tarea posando a su lado. Algunos le felicitan y otros le señalan sorprendidos, pero todos comparten el deseo de querer ser vistos y fotografiados junto a él. Seguro que pocos chavales de 23 años pueden decir lo mismo de una atención tan desmedida como merecida. Chancellor Johnathan Bennett, Chance The Rapper para amigos, fans del hip-hop y desde el domingo para el gran público internacional, se convirtió en la gran sorpresa de los Grammy. Tres premios (artista revelación, mejor álbum de rap y mejor actuación de rap) sorprendentes por la dureza de la competencia, en la que figuraban pesos pesados, musicales y mediáticos, de la talla de Drake y Kanye West. Chance representa el rap milénico y militante, alejado de los bajos fondos, las cadenas de oro y los deportivos italianos. La actitud gangsta no casa con el hijo del que fuera asistente personal de Barack Obama, quien, por cierto, conoce a Chance desde que era un crío y del que ahora es un devoto fan. Compromiso, color y espiritualidad. Así podríamos definir el trabajo de que es, desde hace apenas unas horas, la nueva estrella de la música. Pónganse en cola si desean una foto.

Chance the Rapper

La nueva “diosa” de la maternidad, Beyoncé, felicita al nuevo rey del rap en los Grammy. Foto: Getty

La política ha perseguido siempre a Chance, nacido y criado al sur de Chicago, en el seno de lo que podríamos definir como una familia ‘bien’. Sus abuelos colaboraron en las marchas de Martin Luther King y su padre, Ken Bennett, es jefe de personal del alcade de la ciudad, Rahm Emanuel. Antes de eso, trabajó como asistente y supervisor de campaña para Barack Obama, tanto en su época de senador como en su primer mandato como presidente. Este conoce al rapero desde los ocho años y ahora se confiensa un fanático de su música, recomendándola en su lista de reproducción personal de Spotify. Chance también es observado como un referente de la juventud afroamericana sin antecedentes ni escándalos, alguien a quien poder invitar a la Casa Blanca sin que decenas de asociaciones pongan el grito en el cielo al día siguiente. La admiración es mutua y tan pública como señala el hecho de que el rapero se prestara a ejercer como modelo de una reciente colección que homenajeaba a la familia Obama en su despedida y que se agotó en apenas unas horas.

Chance the Rapper

Chance The Rapper, con una de las camisetas de la colección ‘Thank You Obama’. Foto: Twitter @chancetherapper

Coloring Book, mejor álbum de rap del año según los Grammy, es para la revista especializada Pitchfork “más gratificante” que el último trabajo de Drake y “tan aventurado” como The Life of Pablo (Kanye West). “Cuando la música se presenta así –personal y panorámica, repleta de conversaciones con Dios, desafiando las normas del hip-hop y respetándolas al mismo tiempo, probando que el género puede cavar aún más profundo en sus raíces– hay que contextualizarla como se merece. Es un sueño de Dios”. La voz de Chance, que poco tiene que envidiar a la de cualquier cantante pop, y su compromiso social, dibujan estilo y carisma propios. En sus letras se hace eco de los problemas más acuciantes de su ciudad natal, castigada diariamente por la violencia armada. “They be shooting whether it´s dark or not, I mean, the days is pretty dark a lot. Down here, it´s easier to find a gun, Than it is to find a fucking parking spot”, rapea, denunciando que, en la ciudad que apodaron como Chiraq, es más fácil conseguir un arma que una plaza de aparcamiento. Él mismo ha formado parte de la iniciativa My Brother´s Keeper, diseñada con el objetivo de crear programas que ayuden a los jóvenes negros a enfrentarse a la injusticia racial. Junto a otras artistas como Alicia Keys, Nicki Minaj y Janelle Monáe, se reunió con el expresidente Obama para ponerla en marcha, evidenciando una actitud activista que ahora, en plena era Trump, se antoja más necesaria que nunca.

Chance the Rapper

El presentador de la gala, James Corden, también quiso ser retratado junto al inesperado protagonista de la noche, Chance The Rapper. Foto: Getty

La noche del 12 de febrero fue histórica para Chance The Rapper. No solo por ser el segundo con más premios de la noche (tres, solo por detrás de Adele), sino porque se convirtió en el primer rapero negro en ganar el premio al artista revelación en este siglo. Deberíamos remontarnos a finales de los noventa para encontrar un reconocimiento similar a Lauryn Hill. Este periodo de sequía dice todo sobre lo que significa su llegada a la primera línea. Haciendo honor al significado de su apodo, Chance personifica una nueva oportunidad para llevar el hip-hop al público que todavía hoy se resiste a caer en su red. Él y otros elogiados contemporáneos como Kendrick Lamar (que fue cabeza de cartel en el FIB, por ejemplo) o Anderson .Paak han actualizado el significado de ser rapero en forma y fondo. Las madres blancas de Wisconsin ya no tienen miedo a pillar a sus hijos escuchando algunas de estas canciones por su contenido violento, machista u homófobo; ahora sus intérpretes se muestran afables y comprometidos, entusiasmados con aparecer en el programa matutino de Ellen DeGeneres. Soltar rimas sin parecer cabreado con el mundo, un descubrimiento.

Los días de conflicto entre familias de raperos, que culminaron en asesinatos como los de Tupac y Notorious B.I.G, forman parte del pasado. Públicas fueron las felicitaciones a Chance por parte de Kendrick Lamar, Snoop Dogg o su propio rival en la categoría, Drake, que en plena gira le prometió emborracharse en Manchester para celebrar su victoria. Del otro tótem del rap, Kanye West, no se sabe nada desde hace días, pero es de justicia apuntarle la profetización de este joven talento. En unos premios de la MTV se refirió a él como “el futuro” y poco después Chance fue uno de los pocos privilegiados invitados a participar en la producción del último trabajo de West, The Life of Pablo. Su estilo, tan colorista y heterogéneo como su música y cuya seña de identidad son las gorras, no ha pasado desapercibido para el mundo de la moda, siendo elegido como embajador de la última colección cápsula de Kenzo para H&M.

Chance the Rapper

El rapero fue uno de los protagonistas en la presentación de la línea de Kenzo para H&M. Foto: Getty

La innovación de Chance The Rapper no se limita al apartado musical. Podríamos decir que ha ganado tres Grammy sin vender un solo disco y no estaríamos mintiendo. No se molesten en buscar su premiado Coloring Book en las tiendas porque no lo encontrarán. Chance comparte todo su trabajo gratis en Internet, haciendo historia al colar por primera vez un álbum distribuido exclusivamente en streaming en la prestigiosa lista Billboard. Tampoco forma parte de la nómina de clientes de ninguna discográfica, produce su propia música. “Mi plan era firmar con alguna compañía y crear mi música desde ahí. Pero después de reunirme con tres de ellas me di cuenta de que mi fortaleza era ser capaz de ofrecer mi mejor trabajo al público sin ningún límite”, explicó en una entrevista. Sus ingresos se centran en la recaudación de los conciertos y en la venta de merchandising, que atiende personalmente. Una iniciativa no compartida por Barack Obama, que en una reunión celebrada pocos días de que abandonara la Casa Blanca, le apremió a “empezar a vender su música”. De momento, y desconociendo el talento del expresidente como mánager musical, a Chance no parece haberle ido nada mal.

Chance the Rapper

Chance The Rapper, segundo a la izquierda, junto a Barack Obama en su llegada a la Casa Blanca. Foto: Twitter @jbillinson

Chance the Rapper

8 años después de la anterior imagen, el rapero y su hija se fotografiaron con los Obama en su despedida. Foto: Instagram @chancetherapper

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en App

    App S Moda

    También en App

    S Moda en Apple Store S Moda en Google Play S Moda en Kiosko y Más
  • Este mes en

    S Moda

    Último número de la revista

    Revista S Moda