Internet, supéralo, que las mujeres dejen de depilarse las axilas no es escandaloso

El incansable ciclo de buscar noticias virales perpetúa el tabú de la depilación femenina y no normaliza una realidad consumada.

depilar axilas

Paris Jackson posa en los premios GLAAD hace unos días. Foto: Getty

“Acto revolucionario”. “Paris Jackson aparece sin depilar en los Premios Glaad Media”. “El polémico look “de Paris Jackson. Estos son, a grandes rasgos, los titulares que han aparecido en la prensa en los últimos días a propósito de una aparición en los premios GLAAD de la ubicua Paris Jackson (imagen de Chanel, nueva protegida de Carine Roitfeld y reciente portada de Rolling Stone). La hija de Michael Jackson, vestida de fiesta, dejaba al aire una axilas sin depilar. Cuestión noticiable, a tenor de las búsquedas de Google, ya que aparecen unas 5.390 noticias digitales al respecto (y sólo en castellano). “No me di cuenta de que la gente iba a estar tan molesta por el pelo de mi axila”, ha declarado la propia Jackson en un Instagram Stories. El año 2017 debería darle la razón, pero la viralidad y el ansia de clickbait de muchas publicaciones parece disentir con su percepción inicial.

¿Es noticia que una mujer conocida aparezca sin depilar cuando ya nos estamos hartando de verlo en la cultura pop gracias a series como Transparent, Broad City o Girls o todas estas películas –donde aparecen Juliette Binoche, Zosia Mamet, Victoria Abril o Noomi Rapace? ¿O cuando en España, por ejemplo, ya se empezó a visibilizar el rechazo a la cuchilla en 2014, con el movimiento #Sobaquember (mujeres que compartían en redes fotos de sus axilas peludas)? Desde entonces, los medios digitales no hemos dejado de insistir en que una axila peluda era una suerte de desafío o acto osado dentro del movimiento feminista, perpetuando así la noción del tabú.

depilar axilas

Lola Kirke en los Globos de Oro. Foto: Getty

Madonna hizo lo propio hace 37 meses (más de dos años) con una foto en su Instagram, las axilas peludas teñidas se viralizaron por la misma época entre las revistas femeninas. La moda recogió entonces el testigo de los nuevos tiempos y normalizó el pelo en 2015 bajo el brazo en distintas editoriales. Filles à Papa, una marca belga transgresora, colocó a Arvida Byström con axilas peludas en una campaña de bañadores. El ciclo debería haberse cerrado ese mismo año cuando otra marca, esta vez bastante alejada del marketing de la ‘provocación’, como es el caso de &Other Stories desveló una editorial con mujeres sin depilar. Campañas virales, películas, series y anuncios de moda.  ¿No era suficiente para dejar de insistir en ello?

No. Cuando Lola Kirke apareció sin depilar en los Globos de Oro, el ciclo de titulares y noticias fue exactamente el mismo que ha pasado con Paris Jackson (en la prensa española se incluyeron algunos titulares como Lola Kirke, ni un pelo de tonta pero sí en las axilas e incluso textos que cuestionaban una supuesta falta de higiene de la actriz –¿se da por sentado también ese parámetro en la prensa masculina?).  A Bella Thorne también le llueve lo suyo cada vez que subre el brazo y le hacen una foto. Cansada ya de las noticias que acumula al respecto, recientemente tuiteó ¿Es que no saben ya que nunca me depilo?“.

depilar axilas

Campaña de &Other Stories en 2015. Foto: &Other Stories

 

 

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en App

    App S Moda

    También en App

    S Moda en Apple Store S Moda en Google Play S Moda en Kiosko y Más
  • Este mes en

    S Moda

    Último número de la revista

    Revista S Moda