Lo último en pelo es tener una melena que brille en la oscuridad

Para conseguirlo hay que usar un tinte semipermanente que reacciona a las luces negras. Y lo más importante: encomendarse a las manos de un profesional para garantizarnos un buen resultado.

pelo brilla oscuridad

Uno de los peinados que brillan en la oscuridad del peluquero Guy Tang.

9

De los autores de ‘vamos a crear una saga de adolescentes con cabello canoso de viejoven’ llega ahora ‘el cabello arcoiris que brilla en la oscuridad’. Porque los días de llevar el pelo gris como tu abuela tocan a su fin. Y también los de los empolvados. Adiós al rosa, al azul pastel y hasta al chocolate violeta que pretende entronizarse este invierno. Demasiado cursis para un ‘activista del cabello’, como se autodefine Guy Tang (@guy_tang), un peluquero de West Hollywood con 1.700.000 seguidores en Instagram. Su propuesta son directamente las melenas fluorescentes. No, no fosforito, ni de colores flúor a secas. Hablamos de cabelleras que relucen bajo las luces ultravioletas (también llamadas luces negras).

La gracia del invento está en una fórmula con pigmentos brillantes responsables de ese efecto fosforescente. Una genialidad llamada a hacer las delicias de quienes mueren por convertirse en el centro de atención de cualquier club de moda, ya sea dj, camarero, chica/o it o molón en ciernes con afán de protagonismo. Otra de las bazas a favor del chisposo mejunje es que, según prometen los fabricantes, una vez aplicado, no hay transferencia de color entre los mechones. De lo que se deducen dos ventajas. La primera y fundamental para no generar una guerra doméstica es que no ensucian la almohada. La segunda, y favorita de los peluqueros, la posibilidad de crear mechones de distintos colores para un efecto ‘melena arcoiris cual unicornio’. No es broma, bajo los hashtags #glowinthedarkhair, #NeonMania o #NeonHairBattle la palabra unicornio es de las que más se repite.

Detrás de esta idea para tener un pelo que brille, si se permite la ironía, está Kenra Professional, un fabricante estadounidense de tintes capilares. Su última ocurrencia es Creative Neon, una gama seis tintes semipermanentes en amarillo, naranja, verde, violeta, turquesa y fucsia chillones. Se aplican en 20 minutos, sin oxidante ni revelador, aguantan unos 20 lavados y permiten brochazos multicolores sin emborronarse. Bajo la luz del sol simplemente producen melenas de colores ultra estridentes. Pero al entrar en un club, fosforecen. El fabricante no las distribuye online, ya que siente que eso sería una deslealtad hacia sus salones, únicos entes autorizados para venderlos. Pero solo hay que rascar un poco en Google para localizar comercios donde adquirirlas. Un efecto similar aunque menos duradero augura el Blacklight Topcoat de Pravana. Viene a ser una especie de gel fijador que, aplicado sobre un cabello fosforito (que no fluorescente) lo hace brillar hasta el próximo lavado.

Xavi García, director creativo de Salon44 y uno de los coloristas más atrevidos a este lado de los Pirineos reconoce que “lo de pintar el pelo con tonos flúor no es una novedad. Ya se hacía en los 90. Pero era lógico que se rescatara la tendencia. Llevamos ya mucho tiempo con coloraciones muy pastel y tocaba ofrecerle al cliente algo más cañero. De hecho, toda nuestra propuesta para primavera va por tonos flúor. Lo de que brillen en la disco es ya un paso más allá”. Entonces, ¿no vamos a tener fluorescentes en España? “Estos son productos muy específicos. Si alguien los quisiera habría que encargarlos. Hoy por hoy no es algo que tengamos en el salón, pero si la tendencia cunde todo es posible”. Este peluquero, famoso tanto por su espíritu kamikaze con los tintes como por su esmero en preservar la salud capilar, advierte que estas coloraciones divertidas pueden acabar en desastre en manos inexpertas. “Aunque pueden ponerse sobre cabellos naturales, los mejores efectos se logran en cabellos decolorados. Por eso, aunque el tinte en sí no sea dañino, sí puede serlo todo el proceso que lo acompaña. Para no acabar con el pelo frito mi consejo es ponerse en manos profesionales y encomendarse a productos de última generación como Smartbond de L’Oréal Professionnel que protege la fibra durante la decoloración. Así evitamos que el pelo quede quebradizo y logramos un color más vivo”. Lo de brillar o no a medianoche es ya harina de otro costal.

9

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?