Cómo maquillarse con gafas

Los párpados se colorean acorde a la montura, las pestañas ganan protagonismo e incluso el tono de los labios se rige por la forma de las lentes.

gafas

Gafas de Chanel (290 euros)

Foto: Álvaro Beamud Cortés para S Moda

Marco perfecto: cejas con personalidad

En la pasarela coexisten las dos versiones –decoloradas o muy marcadas–, pero los expertos se decantan por la segunda. «Yves Saint Laurent siempre discutía con monsieur Bonnet –el artífice de las míticas gafas del modisto, Aristóteles Onassis y Audrey Hepburn– sobre si las cejas debían verse o no», recuerda Linda Cantello. «Yves decía que no, Bonnet que sí. En mi opinión es más femenino definir la ceja y dejar que se vea sobre la montura». Para conseguir una textura aterciopelada, que no endurece los rasgos, es mejor «usar una sombra dos tonos más oscura del color natural de la ceja, en lugar del clásico lápiz, y aplicarla con un
pincel específico», explica.

Sombras a juego: mirada coordinada

En una temporada donde manda el negro, los accesorios introducen color. También en belleza. Del rojo al cian, este otoño las sombras experimentan con tonos llamativos. ¿A juego con la montura? «¿Por qué no? Lo hacemos con el color de uñas y el bolso», afirma Iván Prieto, quien también aconseja centrarse en los ojos y dejar el labio natural. Pero no vale cubrirlo con corrector o base para fingir un efecto desnudo. La clave para encontrar el labial nude perfecto: «Buscar un beis cuya tonalidad base sea opuesta a la de la tez», afirma Cantello. «Rosa para las pieles oliva y amarillo para las más claras». Vestido de piel de Yves Saint Laurent.

Pura sofisticación: un guiño escarlata

La norma dice que hay que elegir entre destacar ojos o labios. Cuando se llevan gafas, las pautas cambian. Jugar a dos bandas está permitido. «La montura crea el mismo efecto que un ojo maquillado», comenta Cantello, «por eso queda tan bien en un párpado con un ligero trazo de eyeliner y máscara». Los labios rojos son determinantes para conseguir el equilibrio en un look que, sin resaltar la boca, resultaría demasiado neutro. «No compiten con las gafas y dan un toque sensual», explica Prieto. Vestido y collar, ambos de Dolce & Gabbana.

buena

Gafas de Dolce & Gabbana (230 euros)

Foto: Álvaro Beamud Cortés para S Moda

Claves para acertar con tus gafas

Gafas redondas

- Suavizan los ángulos rectos y la dureza de una mandíbula cuadrada.
- «Delinear el ojo con lápiz y difuminarlo suavemente enfatiza la forma redonda de la gafa», afirma Cantello.

Forma ojo de gato

- Afinan el óvalo facial y crean un efecto lifting.
- El objetivo: desviar la atención de los pómulos a los ojos. Las armas, según Prieto: «Eyeliner, mucha máscara y tonos suaves».

Rectangulares

- Siempre que no superen la anchura del rostro, equilibran las caras con mejillas prominentes y la barbilla fina.
- Para Cantello, «un labio rojo es ideal porque no compite con la montura».

Diamante

- La forma pentagonal crea ángulos que dan definición a un óvalo alargado.
- «La montura amplia y de color neutro permite jugar con sombras llamativas», asegura Linda Cantello.

Media montura

- Crean un efecto óptico que rompe la verticalidad de un rostro rectangular.
- «El protagonismo debe estar en los labios», afirma Prieto. «Marcar la ceja competiría con las gafas. Mejor, suavizarla».

Cuadradas

- Las líneas rectas contrarrestan los rasgos redondos.
- Para conseguir una mirada magnética y dejar la mandíbula en segundo plano, Cantello emplea «sombras metálicas, en cobre o champán».

 

Maquillaje: Jose Belmonte de COOL para Bobbi Brown.

Peluquería: Manu Fernández de COOL para Kiehl´s y Shu Uemura.

Básicos

Facebook