¿Quién se acuerda de Ryan Gosling? El hombre del momento es Justin Theroux

Actúa, escribe y dirige películas. Descubre por qué Jennifer Aniston y el resto del planeta han elegido al estadounidense.

justin2

Justin Theroux y Jennifer Aniston en los premios Oscar de este año.

Foto: Cordon Press

Etiquetas:

Si Justin Bieber y Justin Timberlake representan dos formas de masculinidad, sujetas a la mutación de los tiempos y las modas, solo faltaba que llegara Justin Theroux (Washington DC, 1971)  para ofrecernos una tercera vía. Bieber está a medio hacer y Timberlake ha superado con éxito su transición, pero Theroux (se pronuncia zeróu) ya tiene los deberes hechos. Los primeros cantan, bailan y visten a su manera, y hasta ahora compartían el monopolio de un nombre de pila con millones de entradas en Google. Pero como no hay dos sin tres, la generación de esbirros saturados de Ryan Gosling ya ha abrazado a otro Justin. Ni berrea ni mueve la cadera, pero actúa, escribe y dirige películas. Y al parecer lo hace bien.

A este actor, director y guionista la fama le ha llegado con los cuarenta a cuestas y la confianza en sí mismo por las nubes. Y por si fuera poco, llega Jennifer Aniston y decide que el tal Justin es el hombre de su vida. Se curtió en el teatro y en la pequeña pantalla con papeles que pasaron sin pena ni gloria, y poco a poco consiguió forjar su personalidad escénica; paralelamente coescribió el guión de Tropic Thunder, Iron Man 2 y otras producciones del estilo. Hizo breves apariciones en Ally McBeal, Sexo en Nueva York y la película I shot Andy Warhol; más tarde llegó Mullholand Drive, de David Lynch.

Su carrera ha transcurrido sin prisa, comprometiéndose lo justo, y metiendo ocasionalmente las narices en la producción y la dirección. Fuera de la pantalla gasta un look motero con vagas concesiones (sombreros, bolsos, colgantes...), y destaca su apuesta contemporánea por los trajes entallados y las corbatas estrechas. En definitiva, una ensalada muy digerible para el street style de los hombres sin tonterías, algo que le ha valido para que las revistas especializadas se fijen en él y lo consideren una referencia. Se deja querer por firmas como Ovadia & Sons, All Saints, A.P.C. o Ralph Lauren Black Label, cada una de su padre y de su madre, pero que combinadas con puntería suenan a música celestial.

justin6

Tres instantáneas de Justin Theroux.

Foto: Cordon Press

En 2012 llegó a sus manos el proyecto que le permitió abandonar el anonimato definitivamente. En la película Sácame del paraíso, enésima innovación de la comedia romántica, interpretó a un iluminado que lideraba una especie de secta en la que Jennifer Aniston caía por accidente. Se enamoraron, tanto en el filme como en la vida real, y Theroux dio por finiquitada su relación de toda la vida con la diseñadora Heidi Bivens. Al poco tiempo, la nueva pareja adquirió una casa de 21 millones de dólares en Bel Air, y dicen que la boda es cuestión de semanas. Incluso Aniston ha hecho las paces con su hermano Alex John para que sea el padrino de la ceremonia. En cierta ocasión, el joven de 24 años, un outsider alérgico a los focos, aseguró que su vínculo familiar "era peor que un grano en el culo".

Justin Theroux es una especie de nuevo hombre Marlboro, versión Nicorette. Acaba de protagonizar la última portada de la edición estadounidense de la revista GQ, que ya ha dictado sentencia. El hombre del momento, la última sorpresa de 2013, anda enfrascado en el guion de la segunda parte de la película Zoolander, que dirigirá en 2014. Habrá que esperar hasta entonces qué ha sido del Derek Zoolander Center for Kids Who Can't Read Good and Wanna Learn to Do Other Stuff Good Too, el centro de enseñanza que inauguraba el protagonista del filme. Por el momento, Theroux ya ha estrenado una nueva forma de entender la masculinidad.

Etiquetas:

Comentarios

15

Deja un comentario

  • 15

    Zaira

    09 de octubre 2013 | 19:38 h.

    Ya le gustaría al Justin Theroux, de momento es el prometido de Jennifer Aniston que no es decir mucho dado el escaso talento de la actriz

  • 14

    amparito

    09 de octubre 2013 | 18:56 h.

    mmm son diferentes, muy otro estilo! igual esa mirada de perrito mojado de Ryan no la tienen ningun otro!

  • 13

    Indiana

    09 de octubre 2013 | 09:22 h.

    12, Ramón, estoy completamente de acuerdo contigo, excepto en lo de "pobre" Jennifer Aniston. Se ha dedicado a dar esa imagen de pobrecita abandonada por culpa de Angelina (que no es que sea santo de mi devoción), cuando ella ha vivido la misma situación después. A eso se referirá Carolina, imagino: si los que engañan son ellos, ya basta de victimismos baratos y dedos acusadores a ellas.

Básicos

Facebook