¿Son las cantantes las nuevas estrellas del diseño?

Tras la invasión de celebrities ideando colecciones cápsula, 2013 se presenta como un año marcado por las colaboraciones entre música y moda.

MiaDonatella

M.I.A. y Donatella Versace, en una cena que la diseñadora ofreció tras su desfile el pasado mes de julio.

Foto: Gtres

'Versace Prints', 'Bootleg Versace' y 'Versace Outlines'. No fue una nota de prensa al uso la que desveló una de las colaboraciones de moda más sonadas para el próximo 2013. El desliz que tuvo hace un par de meses Mathangi “Maya” Arulpragasam –M.I.A para el resto de mortales–, en el MoMA de Nueva York ha confirmado una tendencia que ha alcanzado su clímax este 2012. La cantante se encontraba dando una conferencia sobre su nuevo libro, cuando el escritorio de su portátil –conectado a una gigantesca pantalla de proyección para los presentes– dejó a la vista del público las tres carpetas de la discordia. Tras el tropiezo tecnológico, la joven de Sri Lanka no pudo hacer otra cosa que confirmar que sí, que durante el año que viene colaborará con Versace, aunque no especificó cómo o en qué consistirá el encuentro artístico.

Que la cantante que restó protagonismo a Madonna en la Superbowl se haya pasado al mundo del diseño, de la mano de Versace, no ha pillado a nadie desprevenido. M.I.A. estudió en la prestigiosa escuela Saint Martins, desde hacía unos meses paseaba estilismos 'vintage' de la firma por diversos actos públicos, se ha dejado ver en los desfiles de la casa italiana y hasta protagonizó un editorial junto a Donatella Versace en la revista W en 2011.

En el año en que las grandes firmas han renovado sus equipos creativos por diseñadores marcados por el 'streetstyle' –hasta Karl Lagerfeld afirmó que se necesitan nuevas firmas porque hay demasiadas “marcas viejas”–, las firmas han dado un paso más en el mundo de las colaboraciones y han apostado más que nunca por el perfil de fama y reconocimiento global que ofrecen las cantantes. Y es que no sólo M.I.A. prepara su desembarco en el mundo del diseño, Rihanna está a punto de lanzar su colección para la británica River Island y hace pocos días se anunció la colaboración de Gwen Stefani y el resto de No Doubt con Fred Perry (que ocuparán el vacío que dejó Amy Winehouse tras su exitosa colección).

Rihanna River Island

RiRi calienta motores y colgó en Twitter un foto de la post sesión de fotos del 'lookbook' de su colección para River Island.

Foto: Twitter

¿Faltan ideas en el gremio? Cuando pensábamos que el tirón publicitario de celebrities que "diseñan" no podía estirarse más (Alexa Chung para Madewell, Kate Moss para Topshop, Chloë Sevigny para Opening Ceremony o las hermanas Cruz para Agent Provocateur serían algunos de los múltiples ejemplos), ahora debemos empezar a asumir la invasión del binomio cantante-diseñadora, tanto en las cadenas 'low cost' (Miley Cyrus para Walmart) como en las firmas de lujo (M.I.A. para Versace). Las marcas, eso sí, llegan con la lección aprendida. Tras el terremoto de críticas que provocó el desastroso affaire Lindsay Lohan-Ungaro, las compañías reservan unas pocas prendas a la colaboración, no vaya a ser que salgan escaldados del invento.

Aunque la colaboración de Rihanna con River Island no verá la luz hasta el año que viene, el engranaje de marketing ya está en marcha. La cantante ha calentado motores dejándose fotografiar por los paparazzi con un mono azul marino de la colección y tampoco se ha olvidado de twittear una instantánea post sesión de fotos del 'lookbook' con las modelos Jourdan Dunn, Bambi Northwood-Blyt y Ataui Deng.

Si la cosa funciona, algunas podrían optar por las variantes que ofrece el negocio: dejarlo todo y liarse la manta la cabeza a lo Victoria Beckham, aliarse con sus familares en su nueva aventura (Madonna e hija diseñan para Material Girl, Beyoncé y su madre para House of Dereon's) o diversificar ganancias con su propia marca (Jay Z tiene RocAWear, Jessica Simpson triunfa en EEUU con su marca homónima y Kanye West o la misma Gwen Stefani cuentan con su propia marca).

Caso aparte, el de Courtney Love. La cantante acaba de lanzar su propia marca (Never the bride) y aunque sus propuestas han dividido a la crítica, sólo podemos decir que hacen justicia a la sabiduría que desprende una de sus fan pages de Facebook: llegar a una fiesta como Audrey Hepburn y acabarla como Courtney Love.

No Doubt Fred Perry

No Doubt estrena colaboración con Fred Perry y toma el testigo de la colección que ideó Amy Winehouse.

Foto: Fred Perry

Básicos

Facebook