La vida rockera de Mango

La firma presenta en la pasarela 080 una colección otoñal marcada por la estética rock. Vaqueros rotos, botas moteras, tartán y mucho negro para afrontar el frío.

 

En un 2013 marcado por el revival punk del Metropolitan o la celebración del grunge made in LA de Hedi Slimane para Saint Laurent, no sorprende que las firmas que visten la calle también se dejen empapar de este espíritu melómano y oscuro que ha imperado en las pasarelas. El equipo creativo de Mango ha se ha sumado a esta tendencia y ayer descubrió en Barcelona los estilismos que llegarán a sus tiendas en unas semanas.

Propuestas otoñales marcadas por el negro, el tartán, pitillos desgastados y destrozados o botas moteras que no olvidan los remaches metálicos. Por algo el lema del desfile que inauguró la pasarela 080 Barcelona Fashion fue Rock it up y por algo la banda Suite (más pop de radiofórmula que rock, todo sea dicho) puso la banda sonora a un show que, como viene siendo habitual, estuvo lleno hasta los topes y cargado de personalidades de toda índole. Blogueras de aquí y de allí (Gala González o Alix de thecherryblossomgirl, entre las presentes) se entremezclaron con diseñadores (Rosa Tous), actrices (Kira Miró, Leticia Dolera, Patricia Montero), duquesas (Laura Vecino) y otras negritas de la crónica social como Boris Izaguirre o Jaime de Marichalar.

Pero no todo fueron reminiscencias punks en el show, durante las 44 salidas del desfile, la firma también introdujo el rojo en vestidos de noche vaporosos y prendas de sport y ellos (con un casting de peso con Jon Kortajarena, Clement Chabernaud y Juan Betancourt) demostraron que el patronaje masculino es impecable este otoño.

La firma de Isak Andic, además, pisa el acelerador: al final del desfile un grupo de niños descubrió la nueva aventura empresarial de la casa: Mango Kids. ¿Quién dijo crisis?

Ver galería

Básicos

Facebook