En nombre de Carolyn Bessette Kennedy

Francisco Costa cierra la New York Fashion Week con una colección para Calvin Klein inspirada en Carolyn Bessette-Kennedy.

Uno de los minivestidos presentados ayer sobre la pasarela.

Foto: Imaxtree

Aunque el icónico vestido con el que se casó Carolyn Bessette fue obra de Narciso Rodriguez, anterior director creativo de Calvin Klein, la relación de la mujer de John F. Kennedy Jr con la firma no es patrimonio de ningún diseñador. "Ella siempre formará parte de esta familia", afirmaba Francisco Costa entre bambalinas antes de empezar su desfile de ayer. Y es que Bessette trabajaba como publicista para la casa cuando conoció a John John: para los anales de la historia quedaron las fotografías de sus estilosos paseos juntos desde los cuarteles generales de la compañía hasta su apartamento en TriBeca.

Francisco Costa ha recuperado así para la colección Primavera/Verano 2013 de Calvin Klein su imperecedera aunque malograda elegancia -Carolyn y John murieron en un accidente de avioneta, pilotada por él, mientras se dirigían a una boda en Martha's Vineyard el 16 de julio de 1999- y le ha dado una pequeña descarga de inusitada sensualidad. ¿Cómo? Añadiendo cónicos bustiers y peplums a sus estrictos vestidos así como jugando a superponer transparencias sin llegar a enseñar más de la cuenta ni acortar demasiado sus calculadas medidas por debajo de la rodilla.

Ver galería

Comentarios

2

Deja un comentario

  • 2

    Impressive

    19 de noviembre 2012 | 08:58 h.

    Learn about bundle deals with WOW! wow gold Internet, Cable TV and Home Phone. Find the bundle that suits the services you need now!cheap gold for wow A World of Warcraft (WoW) database site with items,cheap safe wow gold quests, forums, news, profiles, quest-tracking, a talent calculator, and more.

  • 1

    anonimo

    25 de octubre 2012 | 21:33 h.

    Fue una mujer muy sencilla y discreta que supo llevar su vida en el mas estricto anonimato pese a las habladurías y a todos los rumores que circulaban sobre ella y el propio John semana tras semana en los periódicos estadounidenses. Ella nunca desmentía ni afirmaba nada, aguantaba estoicamente las avalanchas de flashes en la puerta de su apartamento y cuando salía de su trabajo. Iba siempre vestida muy sencilla y muy elegante.

Básicos

Facebook