El tripartito más 'sexy' en lencería: 'nude', negro y rojo

La ropa interior se transforma en objeto de culto al ponerse a cubierto.

 


«Según los estudios, más del 70% de las mujeres no utiliza su talla correcta de sostén», asegura María Jesús Vázquez, directora de ventas de Selmark. Con todo, la lencería se ha convertido en una declaración de estilo dentro y fuera de la alcoba; y hoy sale a la calle mezclada con piezas de punto. Una vuelta de tuerca que –unida al boom de los diseños moldeadores– promete aumentar el tímido promedio de conjunto y medio de ropa íntima que compran las mujeres cada año en nuestro país.

RETRO: para ‘looks’ románticos
El deseo se matiza en empolvados. Rosa, champán y dorados con culottes que se inspiran en los años 20 y 30. Raso, tul y encaje dan forma a una versión que se funde con la piel y se deja ver bajo las transparencias.

SENSUAL: con siluetas que esculpen
El negro, clásico de la seducción, da forma a delicados diseños que reinventan el erotismo con fórmulas moldeadoras. Encaje, puntillas y recursos de pin-up en tejidos tecnológicos que amplían o reducen según convenga.

PASIÓN: erotismo escarlata
La lencería populariza el burlesque. Del tono maquillaje se pasa al burdeos e incluso al berenjena, con líneas que recrean el armario de un cabaré moderno.

FUNDAMENTOS DE LA LENCERÍA

De Mª Jesús Vázquez, Directora de Ventas de Selmark

01. Los pilares básicos
«La copa perfecta debe envolver el pecho con un aro que se adapte a la forma para que no se clave en la axila. La tecnología permite cortarla en 3D y no en plano, así se reproduce la forma del pecho. La elasticidad del tejido y la sujeción de la espalda determinan la calidad».

02. Medida justa
«La talla está formada por un número y una letra. El primero equivale a la medida del contorno del torso. La letra corresponde al tamaño de la copa. Su valor es igual a la diferencia entre el tamaño del contorno del pecho y el de la espalda» (A es la más pequeña y D la mayor).

03. A cada relleno, un fin
«La única regla a la hora de elegir un sujetador es conocer el efecto deseado». Los que incluyen un refuerzo lateral llevan el pecho al centro. Los que lo incorporan en la parte central levantan el escote. También existe el doble relleno para realzar y aumentar talla.

04. Prendas cosméticas
Poliamida, elastán y poliéster son tejidos
que incorporan microcápsulas con activos y mejoran la comodidad de las prendas moldeadoras. «Al entrar en contacto con la piel se desprenden y se desencadena un efecto anticelulítico». Duran una media de 100 lavados.

Ver galería

Comentarios

1

Deja un comentario

  • 1

    Alma

    20 de enero 2013 | 13:02 h.

    ¿D la mayor? Ja, ja, qué risa... En ls tiendas especializadas en copas grandes suelen vender hasta la H, y aún existen más tallas de copa, pero no se encuentran fácilmente.

Básicos

Facebook