El estilo ‘sport’, por Eva Mendes

Tiene claro que para el cuerpo perfecto solo hay un camino: hacer ejercicio. Y se lo toma en serio porque el suyo es el más envidiado.

Eva Mendes

Un toque de rubor acentúa el aspecto saludable; el lápiz marrón dibuja y peina las cejas y el labial rosa aporta el extra de frescura.

Foto: D.R.

Eva Mendes nos recibe con un cariñoso abrazo en el mítico Chateau Marmont de Los Ángeles. Con su saludo, en las antípodas del frío apretón de manos que se estila en Hollywood, quiere dejar claro que la imagen de diva inaccesible no va con ella. Ha prometido contarnos los trucos que la han llevado a tener uno de los cuerpos más envidiados de Hollywood, aunque desde el principio advierte: «Créeme, no hay milagros. Es todo trabajo duro». Con un marcado acento cubano, heredado su sus padres, la actriz me pide que hagamos la entrevista en inglés porque en castellano «se pone bien nerviosa» y se «traba».

Eva acaba de llegar de París donde ha estado trabajando en la película The Place Beyond the Pines. En ese rodaje se enamoró de su actual pareja, el también actor Ryan Gosling. Viste de arriba abajo de Reebok, firma de la que es imagen, y en persona es más menuda de lo que parece en las fotos o en el cine. Eso sí, su cuerpo es todo fibra. «En mi rutina de ejercicios hago un poco de levantamiento de pesas. Pero no mucho porque no me gustan los cuerpos muy musculados en las mujeres. Prefiero uno más suave, entre latino y europeo. Que se note que estás en forma, pero no necesariamente cachas».

La actriz, que en marzo cumplirá 38 años, trabaja a diario con su entrenador personal. «Solemos correr bastante. Sobre todo cuesta arriba, que es algo que para mí es muy difícil. También hacemos etapas duras de senderismo y largos paseos con mi perro Hugo. Suelo ponerme las Easytone de Reebok porque me ayudan a tonificar las piernas. Para terminar las sesiones siempre hacemos abdominales y estiramientos con posturas de yoga y pilates, perfectas para mejorar la flexibilidad».

Durante la entrevista, Eva deja claro que no puede vivir sin hacer yoga y se sienta todo el tiempo con las piernas cruzadas sobre la silla, en una especie de postura del loto. Además, bebe agua compulsivamente. «Estoy obsesionada con estar hidratada. Es fundamental». También confiesa que ha encontrado en el deporte y la alimentación sana lo que no ha podido conseguir en la cosmética corporal. «Hace años no hacía deporte. Siempre he tenido una relación amor-odio con él. Pero me gustan tanto los resultados que no me queda otro remedio que practicarlo. Mis hermanas siempre me piden que les cuente los secretos de belleza que tenemos en Hollywood. Se quedan muy decepcionadas cuando les digo que es todo trabajo duro y constancia».

Eva Mendes

Perfecta hasta en el gimnasio.

Foto: D.R.

Seis buenos consejos de ‘Star’

1. «Un maquillador profesional es esencial en las grandes ocasiones. Siempre me pongo en sus manos».

2. «Correr cuesta arriba es duro, pero tonifica mucho las piernas. Y consigues grandes resultados».

3. «Para terminar las sesiones prefiero posturas de yoga y pilates. Son perfectas para estirar y mejoran mucho la flexibilidad».

4. «Hacer senderismo es una buena alternativa a encerrarse en el gimnasio. Siempre que puedo, procuro hacer deporte al aire libre. Es más reconfortante».

5. «Los suplementos alimenticios son grandes aliados para la salud y para la belleza. A mí me va muy bien el Omega 3».

6. «Odio cocinar y soy vegetariana, pero organizo unas fiestas en casa estupendas».

Y la pasarela grita ¡gimnasia!

La complexión atlética también se busca en rostros que se estructuran a golpes muy definidos de bronzer aplicado con brocha gruesa. Mejor en tonos mate si se tiene una cara cuadrada y con toques de brillo en las ovaladas.

El look deportivo encuentra su media naranja en el cabello mojado que se ha hecho fuerte en Alexander Wang y en Diesel, tanto en su efecto «recién salida de la ducha» como en su versión «acabo de nadar 25 largos y estoy tan fresca».

Básicos

Facebook