De recortar un dedo del pie a crecer unos centímetros con ácido hialurónico: la cirugía estética más extremada

¿Hasta dónde estás dispuesta a llegar para tener un físico perfecto? Muchas, hasta muy lejos.

Pies Miranda Kerr

Miranda Kerr no ha pasado por el quirófano para corregir sus dedos irregulares.

Foto: Getty

Si pensabas que la cirugía genital es lo más sorprendente que una persona puede hacer en un quirófano con su cuerpo, eso es porque aún no conoces todo lo que la medicina puede hacer por ti. ¿Hay alguna parte del cuerpo que no se pueda operar? ¿Cualquier defecto o zona con la que no estemos a gusto tiene una solución quirúrgica? No todos ellos, aunque sí los más insorpechados si atendemos a las intervenciones que veremos a continuación.

Acortamiento de dedos de los pies

Existen pocos pies 100% perfectos en el mundo; lo normal es que siempre haya algún dedo que sobresalga por encima del pulgar. Lo que para muchos no es más que una peculiaridad para otros (sobre todo mujeres) es un verdadero drama porque las sandalias no les quedan como ellas querrían. Conseguir el ideal de pie, con los cinco deditos alineados en orden decreciente empezando por el pulgar, es posible, si te apetece meterte en un quirófano.

El procedimiento es relativamente sencillo y no tiene nada que ver con cortar el dedo desde la parte superior y colocarle una uña postiza. Existen varias técnicas pero la más habitual consiste en quitar una de las articulaciones del dedo en cuestión que queremos acortar, insertando un clavo; toda esta operación dura unos 15 minutos. En unas cinco o seis semanas se retira aunque suele tardar hasta unos seis meses en cicatrizar del todo. Solo se necesita anestesia local y, eso sí, la recuperación es lenta y dolorosa, y el paciente tiene que estar en reposo durante las semanas que lleve el clavo, puede quedar una pequeña cicatriz y se pierde movilidad en ese dedo. El precio suele rondar entre los 2000 y los 2500 dólares por dedo.

Algunas que ya han pasado por este procedimiento aseguran que están encantadas con los resultados. También los hay que afirman que esto del acortamiento de dedos es ir "muy lejos". En cualquier caso, la cantidad de modificaciones que se le pueden hacer a un pie no es pequeña, como demuestran en este artículo. En España se realiza esta intervención en el Instituto Internacional de Cirugía Ortopédica del Pie.

Ácido hialurónico para ser más alto

Aquello de la prótesis en la cabeza para ganar centímetros se ha quedado viejo. Hay una solución más rápida, menos invasiva y que no te hace parecer un caracono. Se trata del aumento de estatura con ácido hialurónico, un procedimiento que no requiere cirugía ni hospitalicación. En Madrid, la clínica de la Doctora María José Barba la realiza con un coste de unos mil euros. Se inyecta el implante de ácido hialurónico en el talón (que dura de 12 a 18 meses con opción de reponerlo si se desea) con anestesia local. Puede proporcionar entre dos y cuatro centímetros más según el paciente, y de una manera discreta ya que además se suelen necesitar varias sesiones. Cada una dura entre media y una hora, y es necesario llevar un vendaje durante una semana, no plantar los talones en ese tiempo ni tacones en un mes. Los la pueden ser de ácido hialurónico, que cuesta 1000 euros por sesión y es reabsorbible; otro material es de polialcrilamida, con un precio de 1200 euros cada implante y de larga duración.

"Ya hemos tratado a alrededor de 1000 pacientes", explica la Dra. Barba. "A mi consulta suelen llegar tanto hombres como mujeres que precisan aumentar su estatura o que tienen una dismetría (una pierna más larga que otra). Además, esta misma técnica sirve para reducir dolores en los pies cuando se tienen problemas en los metatarsianos, entre otras dolencias. Como vemos, los motivos para realizarse esta técnica no son siempre estéticos", añade. 

Cada cosa en su sitio: cirugía post bariátrica

Después de una gran pérdida de peso (hablamos de más de 30 kilos) los tejidos pierden todo su tono y se quedan flácidos, colgantes y con estrías. En muchos casos no es suficiente con hacer ejercicio y realizarse tratamientos reafirmantes sino que es necesario recurrir al quirófano para recolocar los tejidos. Depende del caso, esta cirugía, llamada post bariática, suele ser necesaria en el rostro, el pecho, los brazos, el abdomen, la espalda y los muslos.

Para la intervención, que dura varias horas, varios cirujanos trabajan de manera escalonada, operando una zona cada vez. Es una operación complicada, suele requerir alguna intervención más para atenuar las cicatrices, pero en la mayoría de los pacientes los resultados son muy satisfactorios. En la Clínica Teknon de Barcelona son expertos en esta intervención.

Básicos

Facebook