Chateau Marmont, el hotel donde las celebrities se meten en problemas

Celebridades y artistas de todo pelaje forman parte del trajín que esconden las paredes más "cool" de Hollywood.

marmont3

Fotograma del videoclip Video Games, que recoge la famosa salida de Paz de la Huerta del Marmont.

Foto: Cordon Press

Las anécdotas que escupe este emplazamiento tan singular de Los Ángeles bien podrían ocurrir en un burdel o un manicomio. A lo largo de sus casi 90 años de historia las habitaciones del Chateau Marmont han sido testigo de bacanales hasta el amanecer, adulterios de postín y hasta muertes por sobredosis. Situado en pleno Sunset Boulevard, el controvertido hotel sigue dando que hablar gracias a la singular clientela que se reparte por sus 63 dormitorios, suites y bungalows. Una ensalada de nombres tan diferentes como John Lennon, Elizabeth Taylor o Lindsay Lohan -vetada por negarse a abonar una cuenta de 46.350 dólares-, así como Greta Garbo o Britney Spears -casualmente, también declarada persona non grata-, alimentan esta estupenda leyenda sobre un lugar que sabe reunir a lo mejor de cada casa.

Cuentan que aquí retozaron Clark Gable y Jean Harlow cuando ésta se encontraba en su luna de miel. Peccata minuta si lo comparamos con la famosa orgía que montó el cineasta y actor Dennis Hopper. Nadie sabe qué se había tomado, pero quienes lo presenciaron aseguran que más de 50 chicas respondieron a la llamada del playboy -todas, citadas a la misma hora, naturalmente-. Los hubo muy afortunados, como el escritor F. Scott Fitzgerald, a quien le sobrevino un tarantantán sin mayores consecuencias en una de las habitaciones. El actor John Belushi, en cambio, se pasó de las rayas y acabó traspuesto. El fotógrafo Helmut Newton estampó su coche contra la pared exterior del Marmont y firmó la que sería su última instantánea.

Otros visitantes se lo han tomado con más calma. Sofia Coppola y Lana del Rey escogieron el chateau como escenario para sus trabajos. La directora de cine filmó en 2009 la película Somewhere -León de Oro en el Festival de Cine de Venecia- y la cantante -que prácticamente vive ahí- suele hablar del hotel en sus canciones. Uno de los momentazos de su historia está recogido en el videoclip de la canción Video Games, cuando la actriz Paz de la Huerta fue invitada a abandonar el recinto por el espectáculo que estaba ofreciendo en su interior. Se trata de un episodio que sucedió en una de las fiestas que organizaron tras la ceremonia de los Globos de Oro de 2011.

marmont5

Lana del Rey saluda a los fans y prensa congregados a las puertas del hotel.

Foto: Cordon Press

Desde 1990 este Shangri-La hollywoodiense pertenece al empresario André Balazs, un tipo con un morro muy fino para moldear sus criaturas y convertirlas en verdaderos objetos de deseo. La cadena de hoteles The Standard -Nueva York, Miami y Los Ángeles- y el cinco estrellas The Mercer -también en la Gran Manzana- son suyos. Ahí es donde se cuecen los líos y los vicios de la élite que mueve las leyes del universo cool. Terry Richardson, Olivier Zahm y su tropa asisten fielmente a Le Bain, la fiesta que el badass André Saraiva suele celebrar en el penthouse de uno de los hoteles.

Por increíble que parezca, el Chateau Marmont es simplemente un hotel. Un lugar donde cualquiera puede pernoctar o simplemente visitar. Cuenta con un restaurante y un bar que no sólo acogen grandes eventos y fiestas, sino que funcionan como cualquier otro establecimiento hostelero. Ofrecen desayunos, comidas frugales y cenas de lo más dignas, pero los colocones no vienen en la carta. Ésos llegan cuando menos te lo esperas. Ya lo dijo Harry Cohn, fundador de Columbia Pictures: "Si vas a meterte en problemas, hazlo siempre en el Chateau Marmont".

marmont4

Lady Gaga, en una de sus visitas al Chateau Marmont.

Foto: Cordon Press

marmont2

El Chateau Marmont se encuentra en el número 8221 de Sunset Boulevard, Hollywood.

Foto: Cordon Press

Básicos

Facebook